sábado, 6 de febrero de 2010

El mar...

El mar compañero perfecto de los enamorados, de los desilusionados, de aquellos que buscamos en algún momento solo la compañía del susurrar de las olas a la arena, de aquellos que nos conmovemos ante un imponente atardecer y despedimos los recuerdos en él; el mar ¿Cuanto secreto se esconde en él, cuanto misterio, y cuanta complicidad alberga en su inmensidad, cuantas almas sedientas de su compañía ha cobijado? mi mar, el de mi pueblo; aún recuerdo las veces que envuelta entre tristezas o me sentía seducida ante el simple deseo de estar sola, solía caminar unas cuantas cuadras y llegaba a su encuentro, podía pasar horas sentada disfrutando de su compañía, calmaba mis sentidos, regalaba paz y tranquilidad a mi alma agitada...

Van pasado los años y aun me inquieto, de vez en cuando me abraza el deseo de estar sola, de buscar en su infinita belleza sentido a lo que no tiene sentido; solo que ahora mi mar no esta tan cerquita...cierro los ojos y termino extrañándole....al amanecer, atardecer, en calma o agitado.... el mar es un espectáculo divino...



                                                                            Playa Médina

Fotografía: Rebeca Fandiño

2 comentarios:

Krlos Reyna dijo...

Sin duda, el mar es maravilloso =)

Hilconsmary dijo...

Así es Carlos; Maravilloso! ;)